מאגר סיפורי מורשת

אוצר אנושי מתכנית הקשר הרב דורי

Los Templos a lo largo de Mi historia

Jazmin at her sister's Bat Mitzvah
Jazmin and her two grandmothers
Jazmin exlpores her family roots

¡Hola! Soy Jazmín, tengo 11 años y estoy en sexto grado de la escuela Bialik Devoto en Buenos Aires. El tema que elegí es Los templos a lo largo de mi historia, con la idea de conmemorar a mis antepasados y sus historias, que conducen a la mía, porque mi pasado es el prólogo de mi historia. Como dijo Jorge Luis Borges en El Aleph “Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un sólo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es” ¿Quién soy yo? Es la misma pregunta que Moshé le hizo a Dios cuando este le encomendó rescatar a los Bnei Israel. Moshé no obtuvo respuesta, porque es una pregunta que sólo uno mismo puede responder. Y por eso hago este proyecto, porque para entender completamente como soy, debo saber de donde vengo. Ahora, expliquemos lo que es un BEIT KNESET. Es un lugar sagrado donde va la gente para estudiar, tener encuentros sociales y rezar. Se puede ir todos los días, pero especialmente los viernes y los sábados por Shabat, para las fiestas y conmemoraciones judías, y también para los casamientos y bnei mitzvot. ¿Cualquier edificio puede ser un Beit Kneset? ¡Si! No hay ninguna ley concreta que hable de su apariencia exterior. Lo único que no puede faltar en el Arón Hakodesh, un armario donde se guardan los rollos de la Torá y una Bima, una mesa donde se lee la Torá. Dependiendo de las condiciones del edificio, esa mesa puede estar inclinada, y en otras puede estar apoyada sobre una plataforma elevada. Una de las funciones principales de un Beit Kneset es la de actuar como centro de reunión, porque en la tradición judía se recomienda rezar en comunidad. En el Talmud, en el Tratado de Brajot 6a, dice: “Cuando diez personas oran juntas, la Divina Presencia mora entre ellas”. Por eso, un Beit Kneset no es un Beit Kneset sin un Minián, una congregación de al menos diez personas. Porque un Beit Kneset vacío es como enterrar las creencias y dar la espalda a las raíces de nuestro pueblo. Esta es una de las bases del judaísmo, las raíces. Hay muchas formas de ser judío, y todas son igualmente válidas, lo único que importa es compartir el sentimiento, no sólo haber nacido de un vientre judío. Ser judío es (obviamente aparte de sentirte judío) conocer tus raíces, saber ALGO de la de la historia judía o seguir ALGUNA de las tradiciones. Él judaísmo no es solo una religión, es una cultura y una forma de vida. Sentir que perteneces a una comunidad, sea un colegio, un templo, o cualquier institución te hace sentir que perteneces a algo mucho más grande. A un pueblo. ¡Yo disfruto hasta las nubes ir al Beit Hakneset todos los viernes! Lo que más me gusta es cantar las tefilot y escuchar la prédica. También me gusta mucho la Amidá, porque siento que estoy flotando en las palabras. Esa sensación de que estás en un negro vacío pero que tus ojos siguen leyendo sin darte cuenta. Me gusta cuando viene la parte en la que dice “Nuestras vidas están en tus manos” Ahí vuelvo a la realidad y es algo raro, pero satisfactorio. Las sinagogas como ahora las conocemos son algo bastante antiguo, pero muy posterior a los inicios del judaísmo, la época de Abraham. Desde ese momento, hubo tres períodos con respecto a estos templos de los que estamos hablando. Dichos períodos se pueden relacionar con las distintas formas que tuvimos a lo largo de nuestra historia para comunicarnos con Dios.

Para leer más

הזוית האישית

Jazmin Krasnopolski from Bialik Devoto school, Buenos Aires, Argentina participated in My Family Story 2021. My Family Story is an experiential and fun Jewish heritage program that involves Jewish youth from 30 countries around the globe. Students research their roots, conduct family interviews and use their creative skills to design original, artistic installations that capture the essence of their family history. Top entries are selected for display in an international exhibition in Memory of Manuel Hirsch Grosskopf, displayed at The Museum of the Jewish People at Beit Hatfutsot.

מילון

Beit Hakneset
Hebrew word for synagogue

ציטוטים

”Él judaísmo no es solo una religión, es una cultura“